top of page

Alcahofas Asadas en Sartén

Updated: Feb 18, 2023

Esta es una de las tantas recetas deliciosas de mi hermana. Desde la primera vez que las hice me encantaron y ratifiqué, que las alcachofas son una de mis verduras favoritas.

Las alcachofas son de esas verduras que, si te gustan, realmente se convierten en las preferidas.

Cuando compres alcachofas, no las compres muy grandes porque son más duras y su cocción se demora un poco más.


Limpiarlas es un poquito dispendioso y tedioso, pero vale la pena. Es importante que mientras preparas todas las alcachofas, se deben ir poniendo en agua con limón y sal para que no se oxiden tan rápidamente. Y mi recomendación es prepararlas inmediatamente.

Hacer alcachofas, requiere de un poquito de tiempo porque su cocción toma tiempo. Pero realmente valen la pena.

Si nunca han comido alcachofas, se las recomiendo y la verdad no es necesario hacerlo en una ocasión especial. Son de esos gustos que nos podemos dar cualquier día de la semana.


Ingredientes

Alcachofas, frescas.

Agua.

Limón.

Sal.

Vino blanco.

Aceite de olivas.

Perejil, fresco.

Preparación

  1. En un bowl, poner suficiente agua y exprimir el jugo de un limón.

  2. Quitarles a las alcachofas, las hojas duras, hasta que queden solo las verdes claritas.

  3. Limpiar el tallo, también de las hojas duras.

  4. Cortar la parte de arriba de las alcachofas, partirlas por la mitad, y con una cucharita o un cuchillo pequeño, limpiar bien los pelitos del corazón.

  5. A medida que vayan teniendo limpias y listas las alcachofas ponerlas en el bowl con agua y limón mientras se arreglan las demás.

  6. En una sartén grande, poner un poco del agua en qué se conservaron, suficiente para que al poner las alcachofas boca abajo le llegue a la mitad.

  7. Poner las alcachofas, en la sartén en una sola capa, dejar que el agua hierva, bajar el fuego y tapar la sartén.

  8. Dejar cocinar a fuego medio bajo por 1h a 1 1/2h, hasta que estén suaves, el tiempo depende de la cantidad de alcachofas que ponga.

  9. Si ve que se evapora el agua y les falta cocción, póngales otro poquito de agua, de la misma en que se conservaron.

  10. Para probar si están listas, enterrar en el corazón un chuchillo pequeño, este debe hacer resistencia en la verdura, pero esta debe estar suave.

  11. Una vez estén listas, ponerles un poco de vino, destapar y dejar que se evapore bien.

  12. Cuando se haya evaporado el vino, ponerle un chorro de aceite de olivas y dorar.

  13. Servir caliente con otro poquito de aceite de olivas, sal gruesa, y perejil fresco.

Estas alcachofas funcionan muy bien como una entrada, pero también como acompañamiento de cualquier plato.


Comentarios


bottom of page